Redes sociales

La mejor guía de viajes de Lille en español
Edificio de la Bolsa, una joya arquitectónica de Lille

Edificio de la Bolsa, una joya arquitectónica de Lille

La ciudad de Lille siempre ha sido una de las más representativas de Francia, con su reputación cultural y las preciosas construcciones históricas que aún se mantienen en pie. Dentro de ellas se puede destacar el Edificio de la Bolsa, uno de los sitios más bellos, con su fachada llena de detalles y su increíble pasado.

Hacer una visita en este lugar es algo casi obligatorio cuando se hace un recorrido de la urbe. Su privilegiada ubicación hace de él un sitio perfecto para incluir en cualquier itinerario.

Antecedentes históricos del Edificio de la Bolsa

Los orígenes de la construcción se remontan hacia el año 1651, cuando la Corporación de Lille le pidió al rey español Felipe IV, un permiso para establecer una bolsa en el centro de la ciudad. Esta sería empleada por los comerciantes que negociaban en los sitios públicos.

Fue el arquitecto Julien Destrée quien estuvo a cargo de comenzar a construirla en 1653. Para ello, eligió un estilo renacentista con detalles barrocos, que se hicieron patentes en toda la fachada. Tanto los techos como las ventanas cuentan con decoraciones clásicas y recargadas, que también fueron incluidas en el balcón principal y la puerta de acceso. En realidad, todo fue erigido en base a 24 viviendas que se unieron mediante una amplia galería, destacada por arcos de piedra.

En aquel entonces, Lille era parte del patrimonio de la Casa de Habsburgo, al casarse María de Borgoña con el emperador alemán Maximiliano I. De dicha unión nacería el siguiente gobernante de la ciudad, Felipe el Hermoso.

En la entrada, aún se puede apreciar el escudo de España, flanqueado por un par de leones.

¿Qué hacer en el Edificio de la Bolsa?

Como joya arquitectónica, el lugar ofrece una perspectiva preciosa para admirar y tomar fotografías. La gente tiene acceso a buena parte de la construcción, más que nada para apreciar su arquitectura y conocer un poco de su historia.

Hoy en día, el Edificio de la Bolsa ha pasado a ser parte de la vida cotidiana de la ciudad. Las personas pasan por su patio y se sientan a conversar o tomar un café en las mesas adyacentes. Los locales bajo los arcos se han transformado en librerías o tiendas de artículos varios. Un mercadillo se pone todos los fines de semana.

Se encuentra justo enfrente del Teatro de la Ópera, otro de los lugares históricos más interesantes de Lille.

© Foto de Lille Tourism

También te puede interesar...

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

×